Limpa os float da busca

¿Fin del mundo? NO ¿Cambio evolutivo? SÍ


eye
Lo siento por todos aquellos catastrofistas que han minado la web de falsas profecías, por todos aquellos que hablan en nombre de Nostradamus o que tergiversan el mensaje de la civilización maya. A todos os pido perdón pero el 21 de diciembre de 2012 el mundo no acabará fulminado por ninguna catástrofe, supondrá un paso más en el camino hacia una nivel de conciencia superior que hará del nuestro un mundo mejor. Y si no estais de acuerdo os invito a discutirlo aquí el 22 de diciembre de 2012.

Hace decenas y decenas de miles de años la comunicación no era tan sofisticada como hace 4000 años. El siglo XV el salto evolutivo vino de la mano de la imprenta contribuyendo a la difusión del conocimiento, el racionalismo, el individualismo. ¿Sabeis por dónde voy no? Revolución industrial, electricidad, telégrafo, teléfono, radio, televisión, computadoras, internet y móviles. Hasta aquí hemos llegado de momento, a disponer de móviles que nos permiten acceder a la información y a comunicarnos de una forma inimaginable no tan sólo para aquellos individuos de hace 4000 años sino también a nuestros propios abuelos.

Todos estos cambios se han producido de una forma exponencial. Tardamos muchísimo tiempo en pasar de la comunicación gestual y oral a la escrita. Pero fue menos tiempo el que pasó desde la aparición de la escritura en papel hasta la difusión de los libros. Y a medida que el tiempo pasaba los cambios se producían con mayor velocidad, como si el propio tiempo fuera un acelerador de los cambios. En una vida nuestros abuelos han pasado de escuchar una antigua radio a ver pasar por nuestras manos aparatos móviles con vídeo de alta defiinición descargados de cualquier parte del planeta.

Cada avance en la manera de comunicarnos se ha producido siempre en un lapso de tiempo menor. Y ahora que disponemos de esta tecnología tan avanzada somos capaces de predecir que en un futuro próximo dispondremos de mayores velocidades de conexión, mayor calidad de vídeo, de audio…
¿Algo más? Sí. El tiempo depara nuevos cambios, cambos de los que ya somos testigos. Ya empezó y es imparable.

Hace unos años éramos meros espectadores frente a una pantalla, frente a un periódico o una radio que nos informaba de lo que debíamos ser informados. Nuestra forma de vivir, nuestros ideales, nuestra cultura y nuestra economía bailaba al son de lo que dictaban los grandes medios de comunicación. La llegada de Internet supuso el inicio del cambio.

Pasamos de leer artículos en periódicos online a leer y comentar los posts de algunos de los más de 200 millones de blogs que existen en la actualidad. El 25% de los resultados de búsqueda de las 20 marcas más importantes a nivel mundial son enlaces a contenidos generados por los propios usuarios. Y esto no ha hecho más que comenzar.
Facebook supera ya los 400 millones de usuarios y Twitter alcanza en la actualidad los 50 millones de mensajes diarios. Wikipedia dispone de más de 35 millones de artículos y no para de crecer convirtiéndose en una enciclopedia colectiva al alcance de todos los internautas.

Todo estos cambios están otorgando a la humanidad de una libertad de pensamiento que está haciendo temblar a aquellos que ven peligrar su dominio sobre las masas. Las redes sociales obligan a las grandes marcas a tener que actuar de otra forma. Saben que las personas confiamos más en nuestras amistades que en un spot publicitario. Sin quererlo les estamos obligando a no engañarnos ni manipularnos, les estamos obligando a ser mejores marcas porque saben que la mala reputación en estas redes sociales se puede pagar cara.

Todo esto quizás no estaba previsto por los poderes que han dominado a la humanidad: la religión, la política y las empresas. El poder de la comunicación que nació del hombre pasó a manos de los grandes poderes que han dominado al pueblo durante toda nuestra historia. Ese poder está traspasándose poco a poco a las personas y llegará el momento en que todos tendremos el poder y la convicción de cambiar el mundo.

El tiempo juega a nuestro favor y por suerte está tan cercano el día que viviremos para poder contarlo. Nuestros horizontes serán otros mucho más ambiciosos.

Compártelo:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Downs Free