Limpa os float da busca

Némesis, la “Estrella de la Muerte”


Némesis

Némesis

Existe una gran cantidad de webs que se dedican a copiar y pegar los mismos textos sin aportar nada original respecto a la para algunos fatídica fecha de 21 de diciembre de 2012.

¿Queréis un nuevo motivo para no estar tranquilos respecto al futuro del planeta? No es nada nuevo, básicamente porque ya ha sucedido con anterioridad. Estamos hablando de la posibilidad de que un cometa o meteorito de gran tamaño impacte contra la Tierra. La probabilidad de que esto suceda es tan real como que un día el Sol se convertirá en una supernova que engullirá los hermosos planetas del sistema solar. Tranquilos, queda mucho para que nuestro Sol nos chamusque y nadie tiene la capacidad para predecir que ese viernes de diciembre un cometa nos atropelle.

Son varios las webs que hablan de la posibilidad de que un objeto por descubrir esté rondando nuestro sistema solar. Dicen que nuestro Sol podría formar parte de un sistema estelar binario acompañado por una estrella del tipo enana roja o enana marrón o incluso un planeta distante (Planeta X, Nibiru, Hercólubus…) cuya masa superaría varias veces la de Júpiter. A ese objeto se le ha dado el nombre de Némesis o “Estrella de la muerte“. Un objeto cuya órbita sería extremadamente excéntrica y que algunos ciéntificos se han aventurado a datar en un ciclo de 26 millones de años.

¿Cómo se puede datar el tiempo que tarde en hacer una órbita completa algo que no se sabe si existe?

Eso es lógicamente imposible de calcular. Los que apoyan esa hipótesis la utilizan para justificar el “regular” ciclo de extinción en la Tierra que se produce aproximadamente cada 26 millones de años. Pero las extinciones no han ocurrido regularmente cada 26 millones de años. Es necesario dar una explicación a los ciclos de extinción, así que qué mejor que hacer encajar la hipótesis sobre Némesis y su órbita y aludir también a ciclos regulares de extinción que se producen cada 26 millones de años. Ding dong, extinción…

¿Y por qué la supuesta órbita de Némesis podría ser responsable de los ciclos de extinción?

A aproximadamente un año luz de nuestro Sol se extiende una hipotética (no se ha podido observar directamente) nube de cometas que envuelve nuestro sistema solar. Se cree que la nube de Oort podría estar formada por entre 1 billón y 100 billones de cometas. El paso de Némesis por la nube de Oort pertubaría la formación de esta nube expulsando cometas en varias direcciones, algunos orientados hacia nuestro sistema solar.

Los antecedentes de colisiones de cometas contra planetas de nuestro sistema solar son muy recientes. En 1994 el cometa Shoemaker Levy 9 impactó contra Júpiter. En Julio de 2009 otro cometa volvía a impactar contra Júpiter y el pasado 12 de marzo de 2010 la sonda espacial SOHO detectó el impacto de varios cometas contra nuestro Sol:

No parece que el nombre que se le ha dado a esa hipotética estrella sea casual. En la mitología griega Némesis era la diosa de la justicia retributiva, la venganza y la fortuna. Castigaba sobre todo la desmesura y a los hijos que desobedecían a sus padres. La intención de sus castigos era la de dar a entender a los hombres que no podían ser afortunados en exceso y que, debido a su condición humana, no podían trastocar el equilibrio universal. A Némesis se le consideraba como uno de los atributos del Dios supremo y era el instrumento de la cólera divina.

Todo esto no significa que si Némesis existe y causa alguna perturbación capaz de atraer un cometa hacia nuestro Sol se tenga que cruzar en la órbita terrestre. Y si su influencia hiciera que un cometa se dirijiese hacia nosotros ese cometa tardaría en llegar miles de años.

También hay que decir que nuestro firmamento es observado cada vez por más astrónomos profesionales y aficionados, que la tecnología ha avanzado a paso de gigangte y que por tanto es más probable ver acontecimientos que en otras épocas resultaban más difíciles de detectar, como por ejemplo los impactos de meteoritos y cometas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Downs Free